LA MATERNIDAD Y EL DERECHO LABORAL

Lactancia:


Si la trabajadora amamanta a su hijo, está autorizada a interrumpir su trabajo para ese fin durante dos periodos de media hora, que serán contados como trabajo efectivo.

En el caso de jornadas de 4 hs.,
corresponderá sólo media hora de lactancia.

Prohibición de despedir a una trabajadora en estado de gravidez:


Las trabajadoras gozan de estabilidad en sus puestos de trabajo dentro de los nueve meses del embarazo y en un tiempo posterior al mismo, nuestra jurisprudencia es unánime en que el periodo de estabilidad post parto es de 180 días.

La consecuencia prevista en caso de que no se cumpla con la obligación de mantener el puesto de trabajo y reintegrar al final del periodo de ausencia consiste en el pago de una indemnización equivalente a seis meses de sueldo.